LA DIGITALIZACION DEL CINE (Segunda Parte)

Como se llego a un acuerdo entre las partes para la financiación de la digitalización.

El acuerdo llego después de muchas discusiones y largas horas y meses de negociación porque no se podía perder de vista que los grandes favorecidos con el cambio de sistema no eran precisamente los que debían asumir la financiación y costo de todos los nuevo equipos, por lo cual se intento por varias vías encontrar un sistema que fuera lo más justo posible.
Este acuerdo llego a través del pago de VPF, Virtual Pointer Efe en ingles, que significa un pago por cada película que se emita en digital y que por lo tanto evita su emisión a través de una costosa copia de celuloide, los estudios pagarían una cantidad fija a los cines parque estos hicieran frente al pago del cambio.

Pero como los cambios a la digitalización significaban millones de dólares, aparecieron las entidades financieras dispuestas a participar en este proceso, pues se debía financiar el costo inicial de la compra de los equipos que no era poca cosa.

Por eso en Europa, USA y Asia se inicio el proceso de financiación del VPF, que era lo mismo que un integrador, magnifico nombre con que se bautizo a estos intermediarios, comparan los equipos y los instalaran en los cines y ellos cobran el VPF en nombre de los cines y con eso recuperan el 75% de la inversión y el 25% es aportado por el exhibidor. Entendereis que esto es una forma muy simple de explicar como se hizo pero para no aburriros no entro en los detalles siempre complicados.

Cuando se llego a la digitalización en Sudamérica, de esto no hace tantos meses, los integradores prefirieron buscar otra fórmula que se denomino Exhibitor Finance, que significa que ellos solo interceden y se comprometen al cobro de los CPF y que garantizan por un periodo determinado, aquí seis años, mientras en Europa fue por 10 años, nos parezca justo o no justo ese es el sistema que tanto integradores como integradores-proveedores pueden facilitar para nuestro continente. Ver que incluyo un nuevo sistema un operador que es el proveedor- integrador, pues los proveedores al ver el sistema aplicado decidieron ir también ellos al acuerdo con los estudios y así ellos ser los que se llevaran la integración con los exhibidores pues ya no había que tener el músculo financiero de la financiación.

Ahora todos los exhibidores de Sudamérica continuamos negociando con ambos interlocutores para conseguir el objetivo que no es otro que el digitalizar nuestras salas.

Como era de prever y como siempre, para los bolivianos siempre ha de ser más dificultoso, Bolivia no estaba integrada en las lista de VPF de los estudios, desconozco la razón pero así se nos comunico en las primeras negociaciones. Como comprenderéis llevo más de un año luchando para que Bolivia este dentro de la lista cosa que he conseguido recientemente con un integrador y con un proveedor integrador, pero sigo en la lucha de incrementar en dos más estos negociadores para hacer más factible el tema de la discusión y negociación.

Una vez conseguido que estemos en la lista va a ser mas fácil poder negociar y cuantos más estén mejor pues más competitivo será.

En los dos próximos dos meses deberemos cerrar el tema del acuerdo con uno de ellos significando una decisión grave tanto por el tema de los equipos como la búsqueda de una fórmula que nos permita financiar la compra de equipamientos y en ello estamos.

Señores mi avión está a punto de partir de Miami a Milan por lo cual continuaremos con el tema esta semana a otra lucha muy diferente que es el Viejo Continente, otra historia, por cierto interminable, que empieza con la palabra crisis, si algún día quieren saber les explicare mi propia versión de la crisis europea.

Saludos
Jordi